Ritual de noche para el cuidado de la piel de la cara

Una rutina de cuidado de la piel por la noche es extremadamente importante porque la piel se regenera mejor de noche. Es por eso que irse a dormir con el maquillaje puesto tiene una influencia terrible en la piel de la cara. Para mantener la piel sana el mayor tiempo posible, se deben seguir algunas reglas. ¿Cómo debería ser tu rutina de noche para el cuidado de la piel de la cara?

Limpieza del maquillaje completo de la cara

La rutina de cuidado de la piel por la noche debería centrarse en una limpieza precisa del maquillaje. Para deshacerse de todos los productos de maquillaje, utiliza agua micelar o el método de limpieza con aceite. Ambas soluciones tienen sus ventajas: el agua micelar es un producto inusualmente delicado, mientras que el OCM es muy eficaz desde el punto de vista físico. Este último consiste en limpiar la piel con aceites, disolviendo los aceites con los aceites. Recuerda lavarte la piel hasta que el algodón quede limpio. Una limpieza completa del maquillaje es imprescindible incluso si regresas a casa después de un día agotador. Solo después de eso, se puede pasar a la siguiente etapa: purificar. Para ello, opta por un producto de lavado sin alcohol. El alcohol tiende a causar sequedad extrema en la piel.

Exfoliación de la piel de la cara

La exfoliación regular de la piel del rostro es otra etapa indispensable en el tratamiento de belleza de noche. En la mayoría de los casos, una vez a la semana es suficiente. Tanto los productos listos para usar como los productos caseros funcionan; trata de preparar un exfoliante usando café y un gel de cara o azúcar. Recuerda siempre hacer primero una prueba de alergia; no solemos estar al tanto de las alergias que padecemos. Si la piel te causa problemas, renuncia a los exfoliantes físicos y reemplázalos con exfoliantes enzimáticos.

Crema facial

Por la noche, la temperatura corporal aumenta visiblemente. Como resultado, la piel absorbe los nutrientes mucho más fácilmente. Es por eso que la crema que te aplicas es extremadamente importante. El producto que elijas debe ser de alta calidad y rico en sustancias acondicionadoras concentradas. El tipo de piel y la edad son otros criterios cruciales.

Masaje de cara, cuello y pecho

El masaje, especialmente el que afecta a estas partes del cuerpo tan delicadas, es a la vez placentero y antienvejecimiento, previniendo las arrugas. Por eso, dedícale unos minutos cada noche.

Dormir

El sueño regular es tan importante como la elección de los productos adecuados para el cuidado de la piel y el masaje nocturno, o incluso más. Deberías dormir entre 7 y 8 horas al día. De lo contrario, la concentración de prolactina aumenta debido a la falta de sueño. Su exceso desencadena brotes de acné.

Trucos para la rutina del cuidado de la piel de la cara por la noche

A continuación, presentamos algunos trucos para facilitar el cuidado de la piel por la noche y para una piel de la cara más sana.

En primer lugar, deberías aplicar una crema hidratante inmediatamente después de salir de la bañera. Importa mucho porque la piel pierde la mayor parte de su humedad a los pocos minutos del baño. Cuanto más pronto te pongas una crema en la piel, más rápidamente obstaculizarás este proceso.

En segundo lugar, una vez a la semana, después de la rutina de exfoliación de la noche, aplícate una capa espesa de aceite o manteca cosmética en el cuerpo. Este tipo de máscara evita que la piel se seque. Además, opta por cremas ricas en vitaminas A y C, y en proteínas regeneradoras. Las vitaminas y los micronutrientes son más activos si se aplican por la noche, mientras que se degradan rápidamente con la luz solar.

Sorprendentemente, si tienes molestias por el acné, reemplaza la funda de la almohada todos los días. El acné casi equivale a bacterias, las cuales se transfieren a la almohada que te toca la cara. Este «mantener el contacto» con una almohada sucia provoca brotes de acné.

Además, el sérum, que funciona potentemente, o las máscaras son la mejor elección antes de acostarte. Es difícil aplicarlos durante el día porque no funcionan como base de maquillaje. Por la noche, aplícate productos antiedad, ya que los principios activos (retinol, coenzima Q10 o proteínas regeneradoras) que contienen son más eficaces mientras dormimos.

Masajear suavemente el área de los ojos por la noche es una buena idea, desbloqueando el flujo de la linfa y reduciendo el riesgo de ojos hinchados. Los tratamientos de belleza, como un masaje relajante, microdermoabrasión y exfoliación, son parte de la rutina de la noche. De esta manera, la piel tiene tiempo para descansar y ponerse en forma para la mañana.

Por otra parte, elige olores relajantes en los rituales de la belleza de la tarde. La lavanda, la hierba, el agua de mar, los cítricos y el cacao funcionan de esta manera. Los baños de burbujas que huelen tan bien te ponen de buen humor. Recuerda que el humor, sea bueno o malo, se refleja en la piel del rostro.

Además, tómate un vaso de agua antes de dormir para evitar que la piel se deshidrate por la noche. No es un buen momento para llenarse de comida. Si tienes mucha hambre, toma un tentempié ligero. Los platos picantes perturban el estómago y empeoran el estado de la piel.